La medición y el control de presión son las variables de proceso más usadas en los distintos sectores de la industria de la transformación, donde los requerimientos de alta exactitud son indispensables para la calidad de los productos, por ello se cuenta con un amplio alcance de calibración acreditado, abarcando presión relativa (negativa y positiva), presión absoluta y presión diferencial, colocándonos de tal manera como uno de los laboratorios más reconocidos del país, alineados normativamente con la norma ISO/IEC 17025: Vigente, NMX-EC-17025-IMNC-Vigente y son válidas internacionalmente a través del MRA ILAC/APLAC, asimismo contando con la acreditación con la entidad mexicana de acreditación AC y por Perry Johnson Laboratory Accreditation.